Con la intuición pegada al pecho

Debía ser una lágrima. A veces se caen. Y lo destiñen todo.

(…)

Cómo es de caprichosa la memoria para atraer ciertos olores o ciertos fragmentos que hoy parecen pertenecer a otra vida.

(…)

Los mapas viejos a veces traen nuevos caminos. Y las teorías refutadas, sirven para crear nuevas hipótesis y quizás construir futuros corolarios. Lo negado se vuelve afirmación.

(…)

Pero hoy, la pulsión del presente, su borbotón, hace “del pasado una ciencia absoleta”. Somos seres narrativos y nunca, nunca, hay que perder de vista cuál ha sido nuestra historia. Nuestros estratos. Las palabras que saltaron, caprichosas, desde tu cabeza a tus dedos me conmovieron, un fogonazo.

(…)

Me gustará ver tus ojos en primavera y, después, en verano… Y también sonrío, con la intuición pegada la pecho…

(…)

Anuncios
Publicado en Hoy

3 comentarios en “Con la intuición pegada al pecho

  1. Qué preciosidad de palabras.. Me gusta eso de que las lágrimas lo destiñen todo. A veces, cuando caen, destiñen hasta la tristeza y… acaba desapareciendo. Feliz primavera!

  2. A mí me gusta lo de intuición pegada al pecho. No hay duda que desde el principio al final (sea cual sea el final en ese paréntesis) es un hermoso fragmento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s