coda

y al regresar

sus brazos ya se erizaban en plumas

anaranjadas en peces

grises

al abrazo del mar.

Kansas Photo

Anuncios