Afecto

afecto.
(Del lat. affectus).

1. m. Haz de luces que usaban los mineros para bajar sin perderse a las simas y a los túneles más profundos. “Sentíamos cómo la tibieza de los afectos templaba nuestros huesos según pasábamos estratos hacia lo hondo. Al prenderlos, quedábamos ciegos por un instante; después su luz nos mostraba el camino de vuelta y todas las pasiones que jamás transitaríamos. Cuando el grisú aturde, los afectos se convierten en un cordel infinito de ángeles”. (RMorales Silvo de la calandria [España 2012])

2. m. Fuego que, a la desesperada, encendían los marineros con la gavia para ser avistados por otras embarcaciones cuando eran sorprendidos por la niebla o por una noche sin luna.

Licencia Creative Commons

Anuncios

2 comentarios en “Afecto

  1. Precioso. Me gusta (mucho) eso de que a los mineros los afectos les sirvan para ver, y a los marineros para ser vistos. Así es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s