La alegría de los hombres

La palabra o
decir la alegría de los hombres
hiende, no deja entrar:
decir la alegría de los hombres
no es la alegría de los hombres.
Pero la cierva
ignora, no teje, solo
siente frescura en el pasto, late
contra la tierra,
no pronuncia palabra,
no dista, es

Nich Hance McElroy, de su serie “How to be Alone”.
Anuncios