Gente corriente

Si se fueran los niños
si se fueran un día más lejos aún más allá de esa línea de puntos invisible conocida a quinientos kilómetros de distancia quinientos exactos si decidieran ir más allá más hacia al sur asir un cordel de plata seguirlo hasta el final si ese cordel existiera tuviera un final en el sur se alejaran tanto tanto que los perdiera de vista
No habría ninguna habitación donde acudir un olor un armario un jardín con juguetes tibios ropa abandonada sobre una silla de cualquier manera libros abiertos con la lección a medio estudiar bolsillos de un pantalón con tesoros dentro – una bola prieta de papel de plata también un canto una moneda migas una ramita de tomillo
(…)
No habría las cosas que se quedan atrás cuando nos quedamos atrás
No habría casa a la que volver
Carne que habitar
Anuncios
Publicado en Hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s