pájaros visitadores

la primera noche ya le dio un nombre,
Pájaro púrpura se llega
entre cénit y nadir
rasgándolo todo, se posa
en el poste de la luz, canta

la primera noche marcó con un diamante
lo que la oscuridad impregna: en cada cosa,
dos líneas de plata brillan
antes de cualquier pensamiento:
el brote sin hacer, topera sin topos,
el músculo, el espinazo aún en paz, el gato no brincó
sobre el hada, no enterró ni al tordo,
la tierra de la lombriz, virgen,
la higuera, sin vitral y sin leche.
Así, hasta el amanecer,
Cuando lo real,
cuando el secreto ya no,
ni la sombra es,
ni el límite

la segunda noche cantó casi a las cuatro;
el rey acortó su nombre,
Es un mirlo, debe haber luna llena.
Sabía que menguaba, porque el cerezo dijo,
Voy sangrando

la tercera noche soltó el diamante,
se asomó y me habló, Desde lo oscuro
busco mi reflejo dentro de ti,
veo el pliegue, el hígado
al calor y el nido viejo, despacio
el ámbar que el rencor ilumina,
lo que la luz no dice

800px-Nadir_Madrasah_Phoenix
Nadir Divan-Beghi madrasah
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s